top of page

Entrenar en ayunas: ¿Sí o no?



Si eres de los que madruga para entrenar, te habrás enfrentado a la duda: ¿entrenar en ayunas o desayunar antes? Ambas opciones tienen sus pros y sus contras. Sin embargo, algunos no tienen problema con entrenar sin comer, y no hay problema en ello, pero si tú deseas hacerlo, hay que tener en cuenta algunos aspectos.


Entrenar en ayunas:


Pros:


  • Mayor quema de grasa: El cuerpo, al no tener reservas de glucógeno disponibles, recurre a la grasa como fuente de energía.

  • Mejora la sensibilidad a la insulina: Favorece el control del azúcar en sangre.

  • Autofagia celular: Elimina toxinas y repara células dañadas.

  • Aumento de la hormona del crecimiento: Favorece el desarrollo muscular.


Contras:


  • Fatiga, mareos o náuseas: Puede afectar el rendimiento en algunas personas.

  • No apto para entrenamientos intensos o de larga duración: El cuerpo puede necesitar más energía de la que obtiene de la grasa.

  • Disminución del rendimiento deportivo en algunos casos: La falta de energía puede afectar la capacidad física.

Recomendaciones para entrenar en ayunas




  • Empieza despacio: Comienza con sesiones cortas de baja intensidad y aumenta gradualmente la intensidad y la duración a medida que te adaptes.


  • Escucha a tu cuerpo: Si experimentas fatiga, mareos o náuseas, detén el ejercicio y consume algo de alimento.


  • Hidratación: Es importante mantenerte hidratado durante el ejercicio en ayunas. Bebe agua a menudo antes, durante y después del ejercicio.


  • Alimentación: Asegúrate de consumir suficientes calorías y proteínas durante el resto del día para evitar la pérdida de masa muscular.


  • Consulta con tu médico: Si tienes alguna condición médica, consulta con tu médico antes de comenzar a entrenar en ayunas.

Recuerda: Lo más importante es escuchar a tu cuerpo y encontrar la estrategia que mejor se ajuste a tus objetivos.


Consideraciones adicionales:


  • Personas que no desayunan temprano: Si no sueles desayunar temprano, es posible que ya estés en un estado de ayuno intermitente natural. Puedes entrenar en ayunas sin problemas, siempre que te asegures de hidratarte bien y consumir suficientes calorías y proteínas durante el resto del día.


  • Entrenamiento a primera hora de la mañana: Si entrenas a primera hora de la mañana y no te gusta entrenar en ayunas, puedes probar a tomar un pequeño desayuno ligero antes del ejercicio.


Ten en cuenta que la alimentación y el ejercicio son solo dos piezas del rompecabezas. Para obtener resultados óptimos hay que adoptar un estilo de vida saludable que incluya un buen descanso, manejo del estrés y hábitos saludables en general.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.
bottom of page