top of page

Estrategias para un diciembre activo y saludable

Después de meses dedicados al ejercicio, es natural sentir la necesidad de relajarse durante las vacaciones. Sin embargo, debemos comprender el impacto que esta pausa puede tener en nuestro físico, en la alimentación y constancia.


Revisemos cómo estos factores se entrelazan y cómo podemos mantenernos activos durante la temporada navideña sin perder el impulso ganado durante todo el año.


El impacto en el físico: Más allá de las calorías consumidas


La pausa en el entrenamiento durante diciembre va más allá de simplemente consumir calorías adicionales. El cuerpo, acostumbrado a la actividad física regular, se adapta a un ritmo más lento. La pérdida de fuerza y ​​flexibilidad puede ocurrir rápidamente, y la recuperación después de la pausa puede llevar más tiempo del que uno espera. Mantenerse activo es lo recomendable para conservar el rendimiento físico y evitar perder los beneficios ganados durante el año.


Alimentación festiva: Enfrentando las tentaciones con moderación


La temporada navideña es sinónimo de banquetes abundantes y tentaciones culinarias irresistibles. Es importante abordar la relación entre la alimentación y el entrenamiento durante este período. Mientras disfrutamos de las comidas tradicionales de esta época, es bueno recordar la moderación. La calidad de los alimentos sigue siendo necesaria, incluso en medio de las festividades. Una alimentación equilibrada proporciona los nutrientes necesarios para mantener la energía y respaldar la actividad física. No es necesario privarse, pero sí mantener un equilibrio.


La constancia como pilar: La dificultad de retomar el ritmo

El mayor desafío de dejar de entrenar en diciembre radica en el impacto en la constancia. El hábito de la actividad física es frágil y puede romperse fácilmente. La interrupción en la rutina diaria puede generar resistencia mental al regreso al entrenamiento. La consistencia es la columna vertebral del progreso fitness, y perderla durante las festividades puede hacer que retomar el ritmo sea más difícil de lo que uno anticipa. ¡Así que encuentra formas de mantener la motivación!


Tomando el control: 4 consejos para mantenernos activo en diciembre


Entrenamientos cortos y efectivos:


En vez de abandonar por completo la rutina, opta por entrenamientos más cortos pero intensos. Sesiones de 20 a 30 minutos pueden ser igual de efectivas y son más fáciles de encajar en estas fechas, sobre todo, si estamos de viaje.


Planificación de comidas:


Anticipa las festividades planificando tus comidas. Haz una lista desde ya de lo que deseas comer pero integrando ingredientes naturales y saludables siempre que sea posible, y sé consciente de la cantidad de azúcares y grasas saturadas en tus elecciones alimenticias.


Mantén la hidratación:


La hidratación es una aliada para mantener la energía y controlar el apetito. Bebe suficiente agua durante las celebraciones para ayudar a contrarrestar los posibles excesos alimenticios y mantener tu cuerpo funcionando de manera óptima.


Establece metas pequeñas y realistas:


En vez de esperar retomar la rutina de entrenamiento completa de inmediato en enero, establece metas pequeñas y alcanzables durante diciembre. Esto facilitará el proceso de reincorporación y reducirá la presión mental.


Mantener la actitud fitness durante diciembre no significa renunciar por completo a las festividades. Con una mentalidad consciente y algunos ajustes prácticos, es posible disfrutar de esta época del año sosteniendo un estilo de vida activo y saludable.




97 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page