top of page

Entendiendo los carbohidratos: Simples vs complejos

Los carbohidratos constituyen macronutrientes importantes que desempeñan un rol destacado al proporcionar energía a nuestro organismo. En esta nota, veremos las distinciones entre dos categorías principales de carbohidratos: los simples y los complejos. La comprensión de cómo estos grupos afectan nuestra salud y la importancia de incorporarlos de manera consciente en nuestra alimentación resulta significativo para mantener un equilibrio saludable.


Carbohidratos complejos: Energía sostenible y beneficios para tu salud



Los carbohidratos complejos son nutrientes que contienen varias moléculas de azúcar en su composición. Un ejemplo de estos es el almidón presente en alimentos como las papas. El almidón está compuesto por partes llamadas amilosa y amilopectina, ambas contribuyen a proporcionar energía al cuerpo durante la digestión. A diferencia de los carbohidratos simples, que se digieren rápidamente, los complejos tardan más en descomponerse en el cuerpo.


Beneficios para la salud:


El consumo de carbohidratos complejos está asociado con varios beneficios para la salud. Su digestión gradual proporciona una energía constante y estable, reduciendo la probabilidad de picos de glucosa en la sangre. Además, la inclusión de carbohidratos complejos en la alimentación se vincula con una mayor sensación de saciedad y control del apetito.


Importancia del índice glucémico:


Los carbohidratos complejos tienen un índice glucémico más bajo en comparación con los simples, lo que significa una absorción más gradual de glucosa. La fibra presente en alimentos integrales también influye en la absorción, atenuando los picos de glucosa.


Carbohidratos simples: Energía inmediata con precauciones



Los carbohidratos simples, también conocidos como azúcares simples o monosacáridos, son unidades básicas de carbohidratos que se encuentran en alimentos como la leche y derivados, así como en azúcares procesados. Estos azúcares son fácilmente digeribles y se absorben rápidamente en la sangre, generando un aumento rápido en los niveles de glucosa. Ejemplos de carbohidratos simples incluyen glucosa, fructosa, galactosa, sacarosa y lactosa.


Diferencias en la absorción:


Cuando los carbohidratos simples se absorben, generan picos de glucosa más pronunciados en comparación con los complejos. Estos picos están relacionados con enfermedades metabólicas como la diabetes y la obesidad. Limitar el consumo de azúcares simples, como los presentes en productos procesados, es una recomendación común para mantener la salud (por ello es importante leer las etiquetas de los productos, como bien lo hemos mencionado en otras ocasiones)


Incorporando carbohidratos en una alimentación equilibrada


Las pautas alimentarias sugieren que los carbohidratos deben constituir entre el 45% y el 65% de la ingesta calórica diaria. Establecer como prioritario fuentes de carbohidratos complejos e integrales, como granos enteros, legumbres y verduras, es una sabia decisión para una alimentación sana. Además, se aconseja limitar el consumo de azúcares libres o procesados al 10% o menos de la ingesta calórica total.


Aprende a buscar formas prácticas de incorporar carbohidratos saludables en tu alimentación. Acompañar los carbohidratos con fuentes de proteínas y grasas también ayuda a reducir los picos de glucosa.


La dirección saludable para disfrutar de una alimentación equilibrada se basa en el balance y la moderación. Tanto los carbohidratos simples como los complejos tienen su espacio a la hora de comer, y su elección debe basarse en las necesidades individuales y el contexto, como por ejemplo, la práctica deportiva o la gestión de peso.


Dale clic al corazón ❤️ situado debajo de esta nota para hacernos saber si te gustaría que creáramos para ti una lista de carbohidratos complejos y su aporte en la alimentación.





84 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page